Organizadores

Los Cursos en Educación Matemática, Escritura y Ciencias (Biología y Física) para profesores y profesoras son desarrollados por el Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) y Activando la Resolución de Problemas en el Aula (ARPA)

escuela_ingenieria_venue01

Acerca del CMM

El Centro de Modelamiento Matemático (CMM) es un centro de excelencia mundial para el desarrollo de la investigación científica y aplicada de las matemáticas. Su objetivo es crear nuevas matemáticas y utilizarla para resolver problemas provenientes de otras ciencias, la industria y las políticas públicas.

cmm_hall_venue01

Acerca del Centro de Investigación Avanzada en Educación

El Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) fue inaugurado el 3 de diciembre de 2008 y es una iniciativa conjunta de tres universidades del país: la Universidad de Chile, la Universidad de Concepción y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Su objetivo principal es:

  • Producir y diseminar conocimiento en el ámbito de la educación; dar soporte científico a la discusión y diseño de políticas públicas en el sector educación, para que las políticas nacionales, la gestión educativa local y la docencia en el aula estén basadas en la evidencia que genera la investigación; y contribuir a la formación de una nueva generación de jóvenes investigadores en el campo de la educación.

Acerca de ARPA

Activando la Resolución de Problemas en el Aula(ARPA) es una iniciativa de investigación y desarrollo que nace al alero del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) y el Centro de Modelamiento Matemático (CMM), ambos de la U. de Chile. Esta iniciativa busca implementar estrategias de desarrollo profesional docente que promuevan la resolución de problemas en las salas de clases.

ARPA es el acrónimo de Activando la Resolución de Problemas en las Aulas, que recuerda que todos los seres humanos tenemos la capacidad para resolver problemas; si en nuestras aulas no se practica, es necesario activarla. En nuestra naturaleza humana está instalada la capacidad para resolver problemas, los que cuando son concebidos, inquietan y mueven recursos intelectuales hasta su resolución; tenemos la necesidad de resolverlos.

Actualmente ARPA desarrolla estrategias de desarrollo profesional para docentes de las áreas de matemáticas, escritura y ciencias.

ARPA Matemáticas: En las bases curriculares, la expresión del currículo nacional, se ponen en evidencia cuatro habilidades que los estudiantes deben desarrollar durante los años escolares en matemática. Entre estas, la resolución de problemas es central pues, tanto la representación como la comunicación y el razonamiento matemático, otras dos habilidades a desarrollar, se estimulan con ella y la modelación, la cuarta de las habilidades del currículo, es tocada en buena medida.

ARPA Escritura: A partir del exitoso desarrollo de la iniciativa ARPA matemáticas, surge la idea de expandir los horizontes de la Resolución de Problemas a otros ámbitos de la enseñanza escolar y de este modo nace la iniciativa ARPA Escritura. Tomando el modelo de resolución de problemas ya desarrollado, ARPA Escritura reflexiona y diseña un programa que busca aportar al desarrollo de habilidades y estrategias de escritura en la escuela, respondiendo así a las inquietantes falencias que, según los estudios, presentan nuestros estudiantes a nivel nacional en este ámbito, a pesar de los requerimientos del currículo nacional  de educación, que considera la escritura como uno de los ejes fundamentales en el área de Lenguaje y Comunicación y como un eje transversal en todas las demás áreas de conocimiento en la escuela.  

ARPA Ciencias: La indagación como base de la resolución de problemas científicos: En las bases curriculares, se ponen en evidencia dieciséis habilidades que los estudiantes deben desarrollar durante los años escolares en ciencias naturales. Entre estas, la resolución de problemas científicos a través de la indagación es central, pues todas las habilidades ahí presentadas (formular preguntas, investigar, analizar, comparar, experimentar, etcétera) se desarrollan mediante la realización de actividades de esta naturaleza.

La incorporación de la resolución de problemas matemáticos, científicos y de escritura en el aula, provocan una serie de cambios en la manera de aprender, generando actividades que se acercan a la labor que realizan los especialistas en sus trabajos de investigación. De esta forma la matemática, escritura y ciencias se convierten en la sala de clases en  actividades vivas, en las cuales se discute, se inventa, se yerra, se prueba, se resuelve y, en definitiva, se aprende.